Qué no nos invada el pánico

Postillas de coyuntura - 005/22


Bogotá, marzo de 2022



 

El resultado de las elecciones parlamentarias y de las coaliciones, el manejo de las diferentes campañas que se dieron cita en las urnas el pasado 13 de marzo, nos da una lectura importante, que la sintetizamos en 12 puntos, no sin antes recordar que la realidad la podemos ver de diferentes maneras y aquellos que logren conectar con la audiencia en este siglo XXI tienen la delantera.


1. La izquierda generadora de la ruptura de las instituciones y de los actos vandálicos y agresivos, pese a su propaganda y desinformación, no ganó, no arrasó: cambiaron de nombre, de partido, aumentaron su presencia en el congreso en 6 o 8 curules, SI, pero no más.

No pueden cantar victoria ni considerarse como ya ganadores de las elecciones presidenciales. La sociedad colombiana vive en democracia y cierra filas en contra del autoritarismo.


2. Las campañas políticas que centralizaron su trabajo en las redes sociales, acompañadas de las bodegas (“net centers”), manejando información incompleta, parcial y mentirosa están impactando a la sociedad.

La nueva “plaza pública” para llegar a los jóvenes son las redes sociales. Los medios virtuales son las nuevas estrellas en los procesos electorales.

Hay necesidad de recurrir a ellos, pero sin trucos o engaños que transformen la realidad.


3. La abstención es un fenómeno que sigue creciendo y esto es muy significativo y delicado, la apatía y pérdida de credibilidad en la política, está abriendo la brecha, para que personajes como Petro y su muy discutido grupo de senadores elegidos sigan ganando terreno.

Es imperativo romper la apatía del grueso de potenciales electores para lograr que verdaderamente sea una mayoría calificada la que fije el rumbo político y democrático del país.

Como vamos, tan solo un 45 % de los Colombianos están decidiendo por nuestro futuro.


4. Democráticamente, sí hay esperanza, campañas realizadas con convicción, honor y amor, sin entregarse a maquinarias, sin padrinos financieros, pero con carácter y resultados pueden lograr el cambio, hablamos de la campaña de HS. Jose Vicente Carreño.

El empleo leal y ético de los medios virtuales son formas validas y no costosas para llegar al mayor número de Colombianos.

Las nuevas formas de hacer política sin clientelismo y vicios que desprestigian esta importante actividad en la vida de la sociedad si son posibles y viables.


5. Los partidos tradicionales del sistema democrático Colombiano, contrario a lo que ocurre con los incipientes, repuntaron en especial el conservador lo que de alguna manera puede interpretarse como freno u obstáculo para las aspiraciones de la izquierda.

Es de vital importancia fortalecer partidos con ideologías claras y postulados éticos definidos. La proliferación de movimientos no es sana para las democracias en desarrollo. Generan corrientes en entorno de personas, posiciones de coyuntura y no de programas ideológicamente sustentados.


6. Preocupante que dirigentes políticos que lograron su sitial en la historia aparentemente sin abolengo político alguno y que, por la desaparición de un gran y verdadero líder, sean quienes tengan la responsabilidad de decidir si siguen vendiendo al país por oportunismo político y personal o dar congruencia a seguir el camino democrático y el libre ejercicio de nuestras libertades.

El tradicional partido Liberal sobrevive a la crisis de credibilidad, mantiene su vigencia y pasa sobre estructuras políticas que no han logrado madurez y han perdido protagonismo por falta de credibilidad de sus líderes e identificación con posturas filosóficas concretas en tema político.

Sin embargo, su cabeza visible tiene la decisión para continuar con una democracia o iniciar el curso a un autoritarismo, del que reflejamos alcances, pero no imaginamos hasta donde llegaría en nuestra patria.


7. Las elecciones en Colombia, como la Selección de Fútbol, siguen siendo marcadas por las emociones del momento, el corazón, la pasión, donde se destaca la poca información y el poco conocimiento.

La política hay que entenderla, manejarla y potenciarla, para que el constituyente primario sea quien dicte los destinos de la patria.

8. El enfrentamiento entre la izquierda y la derecha es evidente e inevitable. Los dirigentes visibles del país han llevado un manejo prudente y respetuoso de las personas y las ideas contrarias. Esta convicción es muy importante, pero pueda ser que los errores del pasado y la política del espejo retrovisor, de los líderes de derecha, no termine favoreciendo la maquinaria de la izquierda unida.


9. La estrategia de desprestigio de las instituciones, en especial de los logros y avance de los planes de desarrollo de los gobiernos anteriores, en especial el del Presidente Iván Duque, ha causado efecto a tal punto que se está dando la impresión de una Colombia fracasada e inviable, aunque esto no sea cierto.

Muchas de las propuestas “progresistas” están ya en ejecución, como la matricula 0, para jovenes de escasos recursos tanto en estudios de bachillerato como universitarios. Los subsidios para los más necesitados no caben ya en la “canasta”, sin embargo, ofrecen más, sin tener claro como lo van a lograr.


10. Decantadas las coaliciones, queda claro, Petro y sus áulicos, Fajardo, reflejo de las divisiones y contradicciones de los participantes y es evidente que la única coherente con propósitos claros y con rasgos de estadistas es en la que se impuso Federico Gutiérrez, y es la única vía cierta y posible para salvar a Colombia del desastre petrista.

Los electores tenemos un panorama despejado para decidir el futuro inmediato de nuestra nación.


11. Los medios tradicionales de información tanto escritos como hablados, siguen ejerciendo influencia e impacto en un sector importante de la sociedad adulta. La formación, preparación y escuela de periodismo marca tendencias en como egresados presentan su realidad, en muchos casos sin la totalidad de la información y descontextualizando los hechos para favorecer determinada tendencia y desinformar a su audiencia.

Un estudio y análisis de las columnas de opinión durante la campaña electoral señala que el 60% de los escritos hablaban de Petro y ejercen algún tipo de influencia. Ser sujeto de critica le favorece, ayuda y apoya la construcción de su imagen bien sea favorable o desfavorable.


12. El papel de Registraduría Nacional en la organización y desarrollo de la jornada electoral requiere de mayor difusión y capacitación de momentos y tiempos en que se desarrolla la actividad. Es fundamental dar claridad como opera la red de transmisión

de datos y las dificultades que se pueden presentar por la extensión de territorio y topografía de nuestro país.

La escogencia de jurados de votación, su capacitación y verificación de idoneidad debe ser objeto de atención para disminuir factores generadores de fallas humanas en su actuación y procesamiento de la información.


0 visualizaciones0 comentarios