top of page

¿QUIENES DEFIENDEN LOS DERECHOS HUMANOS EN COLOMBIA?

Postillas de coyuntura - 001/24

 

Bogotá, enero 2024


 

Antecedente



a.    Finalizamos el año 2023 y se registran 93[1] masacres, con 300 víctimas, en diferentes regiones del país.

 

En el año 2022, están reportadas 94[2] masacres, con 300 víctimas – corte al 31 de diciembre de 2022

 

En los primeros 15 de enero 2024 ya se registran 4[3] masacres, con 12 víctimas.

 

b.    El Ministerio de Defensa reveló preocupante cifra de secuestros en Colombia durante 2023[4]:

 Los datos evidencian que van un total de 286 secuestrados en 2023, marcando un incremento de 120 casos en comparación con el mismo período del año anterior, lo que representa un aumento del 72%.

El análisis mensual destaca que octubre 2023 fue el mes con el mayor número de secuestros, registrándose 38 casos.

 

c.     El 22 de enero, disidentes Farc llegaron a estación de Policía en Cumbitara Nariño a amenazar a los uniformados[5]

 Policía denunció, ante mecanismo de verificación, posible violación del cese al fuego por disidencias de las Farc de Mordisco.

 No hubo intimidación: MinDefensa por disidencias en estación de Policía de Nariño.

  

Reflexión

Todo parece indicar que las instituciones que tienen la función primordial de defender los derechos humanos no cuentan con la fuerza o carecen de elementos de juicio para defender los derechos humanos, cuando la ciudadanía o mejor la sociedad civil colombiana clama a través de los medios de comunicación y las redes sociales para que el Estado haga presencia en todas las regiones del País.

 

La sociedad colombiana se siente desprotegida y sin ánimo de enfrentar las diferentes formas mediante las cuales son víctimas de distintos hechos violatorios de sus libertades y derechos. Y frente a una posible reacción o acción de las autoridades no se percibe al menos la exigencia del alto gobierno de quienes dependen en conjunto con todas las instituciones nacionales, regionales y locales.

 

Las instituciones en general, destinadas a la defensa de los derechos humanos no cuentan con los medios eficaces de prevenir y corregir las conductas indeseables de los grupos criminales que ganan espacio en el ámbito nacional por cuanto quienes tienen la función legal están bajo la potestad de políticos administradores que no saben conducir la nación en defensa de los derechos de los ciudadanos.

 

El Estado con su representación política en el gobierno no alcanza a dimensionar el alcance de la falta de control y acciones efectivas en contra de los grupos delincuenciales que atentan contra la paz y tranquilidad del conglomerado nacional. Cómo si más de medio siglo no bastara en sumar miles de colombianos afectados por la falta de políticas efectivas para subsanar la alta mortalidad e impunidad que se mantienen o aumentan en los periodos de los gobiernos.

 

No contamos con un Estado defensor de los derechos humanos con acciones preventivas y correctivas donde parece arrodillarse ante las intenciones de los armados ilegales que son los que le exigen a los gobernantes prerrogativas, perdón y olvido sin responsabilidad.

 

El orden público muestra cada día el resultado de la violación de los derechos humanos aumentando la criminalidad y disminuyendo la autoridad, hecho que sigue siendo aprovechado por los criminales que sin temor a las autoridades los enfrentan. Encontrándonos en el punto donde se atenta y agreden más ahora a las autoridades legítimas y aún frente a ello reclaman más derechos los malhechores y mostrando a las autoridades como inmunes frente a los ataques de los delincuentes.

 

Conclusión

Estamos en un País donde los delincuentes que hacen parte de los diferentes grupos criminales atacan y limitan las libertades y los derechos de los colombianos en gran parte del territorio nacional.

 

No se percibe por parte de la ciudadanía respuestas oportunas, ciertas y efectivas en defensa de los derechos humanos, por parte del estado y sus organismos de ejecución.

 

Los cambios de paradigmas con relación a la seguridad ciudadana, no pueden afectar la tranquilidad de la gran mayoría de ciudadanos y mucho menos realizar experimentos contrarios a la realidad de la vida en sociedad.


 


[1] Fuente indepaz. MASACRES EN COLOMBIA DURANTE EL 2020, 2021, 2022, 2023 Y 2024, elaborado por

POR OBSERVATORIO DE DDHH, CONFLICTIVIDADES Y PAZ, PUBLICADA EL 15 ENERO, 1

[2] IBIDEM

[3] Ibidem

[5] © Proporcionado por W Radio COLOMBIA

32 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page